Road

Los Protagonistas
de Ginebra

En los últimos 30 años, el Salón de Ginebra ha sido escenario de la presentación de una larga lista de superdeportivos, muchos de los cuales calzados con neumáticos P Zero a medida. Disfruten, a continuación, de la intrínseca relación entre las cubiertas de altas prestaciones de Pirelli con este prestigioso certamen

Home Road Los Protagonistas
de Ginebra
Los Protagonistas
de Ginebra

Desde su debut en el Salón de Ginebra de 1989 en las cubiertas de un Alfa Romeo Sprint Zagato, más conocido como Il Mostro (el Monstruo), Pirelli P Zero ha sido la elección preferida de los mejores superdeportivos del mundo.

Desde el Lamborghini Diablo al Pagani Huayra, los coches más legendarios han visto la luz pública en el salón automovilístico más prestigioso de Europa –si no del mundo–, buena parte de ellos calzados con neumáticos P Zero hechos a medida para lograr los niveles más altos de rendimiento.

El año 2019 sirvió para demostrar la potencia y constante evolución tecnológica de P Zero, presente en el 60 por ciento de los modelos Premium y Prestige exhibidos en el Salón.

Show more images

Tres décadas de excelencia
En origen, los neumáticos P Zero nacieron específicamente para automóviles deportivos, así que se han sentido como en casa en el evento suizo, escenario habitual del lanzamiento público de los coches más deseados. En consecuencia, la progresión de la excelencia de Pirelli en las cubiertas de altas prestaciones se entremezcla con la historia de los superdeportivos presentados en Ginebra en las últimas tres décadas.

P Zero vio la luz en 1987 –dos años antes de su debut en Ginebra– a medida de las prestaciones del icónico Ferrari F40. Este superdeportivo nacía en conmemoración del 40º aniversario de la firma del cavallino rampante y cuenta con el honor de ser el primer “coche P Zero” de la historia. Eso sí, la lista de modelos sucesores es tan larga que, en adelante, es mejor centrarse en aquellos que han acabado convirtiéndose en leyendas. Y otro de los primerísimos modelos en calzar estos neumáticos ha sido otro protagonista ilustre en la historia automovilística italiana y mundial, el Lamborghini Countach, desvelado en 1988 para celebrar el 25º cumpleaños de la marca.

Luego llegaría la primera aparición pública de las cubiertas en el Salón de Ginebra, que data de 1989, con los P Zero del Alfa Romeo Sprint Zagato (SZ), diseñado entre el Centro Stile Zagato, Fiat y Alfa Romeo. El modelo, calzado con cubiertas 205/55 ZR16 en el eje delantero y 225/50 ZR 16 en el posterior, era capaz de alcanzar fuerzas superiores a 1,1 g en curva. De hecho, algunos entusiastas de la marca llegaron hasta 1,4 g. El SZ era un vehículo notable, animado por una mecánica V6 de 3 litros (2.959 c.c.) con culata de 12 válvulas y que erogaba 210 CV a 6.200 rpm y un par de 245 Nm a 4.500 rpm.

Al año siguiente, P Zero volvió a aparecer en Ginebra calzado en el Lamborghini Diablo, sellando con ello un histórico acuerdo entre las dos firmas italianas iniciado en 1963 y que prosigue en nuestros días. Diseñado por Marcello Gandini, el biplaza italiano equipaba innovadores neumáticos P Zero con un patrón asimétrico capaz de alcanzar los más elevados niveles de prestaciones del momento (más de 490 CV y 580 Nm de par, aceleración de 0 a 100 km/h en sólo 4,09 segundos y una velocidad punta de 328 km/h).

Partners de elite
Por descontado, los Pirelli P Zero no se limitan a los modelos italianos. Fabricantes de muchos otros países han mostrado un gran aprecio tanto por las prestaciones de las cubiertas como por la estrategia del diseño a medida, que ha permitido a la compañía, con el paso de los años, hacerse con cerca del 50% del mercado de los coches deportivos de lujo. También han ido llegando algunas innovaciones, como el kevlar o los polímeros de nueva generación para los compuestos, y no olvidemos el P Zero System, con huellas de patrón asimétrico para mejorar la eficiencia de frenado sobre suelo mojado. Todo ello ha permitido a Pirelli fortalecer relaciones con importantes fabricantes de la talla de Porsche o del preparador suizo Rinspeed, que desveló una versión especial de su 911 Turbo en el Salón de Ginebra de 1991 que representaba el debut de los P Zero de 19 pulgadas.

En 2003, P Zero regresó a los fitting de Ferrari en la versión de calle del 360 Challenge, una joya de la ingeniería capaz de erogar 425 CV y que derivaba directamente de los campeonatos FIA y de la copa monomarca del Cavallino. El modelo se presentó en el Salón de Ginebra calzado con los nuevos neumáticos P Zero Corsa System, la versión mejorada de 2010 y que sigue siendo un referente de neumáticos deportivos de Pirelli. Esta cubierta asegura excelentes niveles de seguridad y prestaciones también en carreteras convencionales, ensalzadas incluso en 2010 de la mano de una colaboración con Lamborghini. Pero con anterioridad, la firma de Sant’Agata Bolognese había aportado otras obras maestras de la ingeniería, como el Gallardo o el alabado Murciélago LP640, desvelado en el Salón de Ginebra de 2006, y calzado desde el inicio con cubiertas P Zero Rosso.

Al año siguiente el Salón asistió a la presentación del nuevo BMW M5 E60, la versión más prestacional de la excelente Serie 5. Se trató de un acontecimiento histórico, al ser el primer BMW de producción que montaba una mecánica V10. Con la ayuda de sus neumáticos P Zero, el M5 podía completar el 0 a 100 km/h en sólo 4,5 segundos –un impulso que su electrónica frenaba cuando se alcanzaban los 250 km/h. 

La larga historia de emociones y coches de altas prestaciones continuó en 2007 con el lanzamiento de la nueva generación de cubiertas Pirelli P Zero. En 2011 el Salón llevó al neumático a una nueva dimensión gracias a la obra maestra del diseño automovilístico firmada por Horacio Pagani, el Huayra, que contaba con una gama específica de P Zero Corsa diseñadas a medida para este coche argentino de ensueño.

La marca preferida
El año 2013 fue especialmente potente en el Salón de Ginebra para los superdeportivos y los neumáticos Pirelli P Zero. Dos nuevos nombres se unieron a la lista: LaFerrari y McLaren P1. Estos dos hypercars, uno italiano y otro británico, calzaban P Zero. Con 963 y 916 CV, respectivamente, la precisión del neumático –recordemos, el único vínculo entre el coche y el asfalto– requería mucho más que lograr la máxima velocidad; se trataba de un verdadero requerimiento técnico. En 2014 llegó el Maserati Quattroporte, que se descubría ante la audiencia europea en el salón suizo calzando las cubiertas de altas prestaciones de Pirelli. Al año siguiente se estrenaría el nuevo Ferrari 488 GTB, customizado con sus propias Pirelli P Zero a medida a la altura de las impresionantes credenciales del vehículo.

La actual generación de P Zero se desveló en Ginebra en 2016. Representa lo último a nivel evolutivo de esta icónica gama, que está a punto de iniciar su 30º año de historia. Coincidió también con la primera mención a los superdeportivos eléctricos del certamen, encarnada por el Rimac Concept One. La compañía croata acudió a Pirelli para contar con unos neumáticos a medida de su coche ecológico de altas prestaciones. Pero hubo más, y con mecánicas convencionales se desvelaron el nuevo Ferrari GT4CLusso, el Lamborghini Centenario, el McLaren 570GT, el Jaguar F-Type SVR y el Pagani Huayra BC, todos ellos calzados con Pirelli P Zero específicos.

El 2017 llegó con un toque de color. Los neumáticos han sido, casi siempre, redondos y negros, un look que se transformó de la mano de la Pirelli Color Edition. Esta auténtica revolución trasladó la personalización –un requerimiento imprescindible en este segmento de mercado– a los neumáticos, y de su mano un nuevo nivel de exclusividad. Desde el inicio, los fabricantes con la mejor visión y atención a las necesidades del mercado aprovecharon esta oportunidad para calzar este tipo de cubiertas en sus modelos de más alta gama.

En el Salón de 2018 llegó de la mano de la confirmación definitiva de Pirelli como marca preferida entre los fabricantes Premium y Prestige, y casi el 60% de los modelos exhibidos pertenecientes a estos segmentos calzaban cubiertas de la P lunga. Entre ellos se encontraba el nuevo Lamborghini Urus –dotado para la ocasión con cuatro P Zero Corsa específicos–, y así nació un nuevo segmento: el de los Super SUV.

En este artículo hemos citado sólo algunos ejemplos de coches que han montado cubiertas P Zero en las últimas tres décadas de Salón de Ginebra, una tradición que promete continuar por muchos años más.

Lee mas
Historias relacionadas
Información de producto
Lo mejor de la tecnología Pirelli
Descubra el nuevo P ZERO
Buscar
Escoja el producto perfecto
Encuentre el mejor neum´tico para su coche
Road