INFORMACIÓN PIRELLI SOBRE NEUMÁTICOS

 

MÁS INFORMACIÓN SOBRE LAS FUNCIONES DEL NEUMÁTICO DESCAREGAR PDF

Los más de cien años de experiencia en tecnología de neumáticos de Pirelli le permiten combinar en sus productos los más altos niveles de seguridad, kilometraje, confort y respeto por el medio ambiente.
Cada neumático Pirelli ofrece no sólo prestaciones, sino también una gran sensación de integración con la carretera y una interacción constante con el conductor, permitiendo entender mejor el comportamiento del vehículo.

Le recomendamos la lectura de esta sección si quiere familiarizarse con el mundo de los neumáticos de turismo.

 

 

TODO SOBRE LAS MEDIDAS DE LOS NEUMÁTICOS. Denominación de la medida de los neumáticos para:

  • PASSENGER
    CAR

  • PASSENGER
    LIGHT TRUCK TIRES

  • TEMPORARY
    SPERE TIRES

DESCRIPCIÓN DE SERVICIO DE LOS NEUMÁTICOS

Además de la denominación de la medida del neumático, éste puede ser identificado por una "descripción operativa" consistente en un "índice de carga" (o dos en el caso de instalación simple/gemelada) y un “código de velocidad”.

EL CÓDIGO DE VELOCIDAD
El código de velocidad indica la máxima velocidad a la que el neumático puede transportar una carga, correspondiente a su índice de carga (excepto las cargas a velocidades superiores a 210 km/h), bajo las condiciones de servicio especificadas por el fabricante del neumático.

EL ÍNDICE DE CARGA

El índice de carga es un código numérico asociado a la carga máxima que un neumático puede tolerar (excepto las cargas a velocidades por encima de 210 km/h), a la velocidad indicada en su código de velocidad y bajo las condiciones de servicio especificadas por el fabricante del neumático.

 

 

SU SEGURIDAD EN CARRETERA

Respetar siempre las normas del código de circulación, conduciendo con cuidado y respeto por los demás conductores son las claves de una conducción segura. A continuación le ofrecemos una serie de consejos útiles para hacer más seguros sus recorridos en automóvil, mientras reduce gastos en reparaciones, neumáticos y combustible.

Conducción segura en mojado

Uno de los mayores riesgos que comporta la conducción en mojado es el aquaplaning.

¿Cómo se puede contrarrestar este fenómeno? El aquaplaning hace que el neumático "deslice" y que pierda agarre de forma inmediata.

Se trata de una situación peligrosa que normalmente se presenta al circular a cierta velocidad por tramos de carretera muy mojados o con grandes charcos formados por causa del mal drenaje de la carretera. Los canales de la banda de rodadura no logran expulsar el agua que hay debajo del neumático, de forma que, en la práctica, se tiene repentinamente la sensación de que el automóvil "flota".

Conducir con cuidado y llevar neumáticos no desgastados e inflados correctamente puede evitar este efecto en la mayoría de los casos, puesto que las bandas de rodadura están diseñadas para drenar la mayor cantidad de agua posible, con el fin de asegurar la máxima adherencia posible. Ahora que ya está claro el concepto de aquaplaning, procederemos a proponer algunos consejos sobre cómo reaccionar en esta situación.

Es inútil frenar, puesto que el automóvil se está deslizando, y existe además el riesgo de que el automóvil pueda virar bruscamente en el momento en el que los neumáticos recobren el agarre, con la consecuente pérdida de control. Lo mejor que puede hacerse es sujetar firmemente el volante a fin de estar preparado para cuando se recobre el agarre, intentando mantener la dirección correcta del vehículo mientras dure el fenómeno e ir levantando de forma gradual el pie del pedal del acelerador, dado que las revoluciones del motor sufren un incremento brusco cuando el automóvil empieza a deslizarse.

Seguridad en la conducción durante el período invernal

Lo primero y fundamental: sin cadenas o neumáticos de invierno no logrará llegar a ninguna parte. Su automóvil no tendrá tracción y su frenada será incontrolable. Respete las normas de tráfico y sea tolerante con los conductores con problemas que vayan más despacio que usted. Aumente la distancia entre su automóvil y el vehículo situado por delante. A fin de reducir el riesgo de deslizamiento cuando vaya cuesta arriba, puede usar una marcha más larga que la que usaría en terreno seco.
 

Conduzca con suavidad

Evite aceleraciones repentinas, golpes de volante o frenazos para minimizar la pérdida de tracción sobre nieve o hielo.
 

Instale siempre los cuatro neumáticos de invierno

Para lograr los máximos niveles de rendimiento y seguridad, es fundamental que los cuatro neumáticos sean idénticos. Asegúrese de que los cuatro neumáticos de invierno que utilice sean de la misma marca y presenten las mismas características de construcción. Instale en cada eje neumáticos de la misma medida, con las mismas características de uso, el mismo dibujo de banda de rodadura e idéntico estado de desgaste.
El uso de neumáticos con clavos, allí donde esté permitido, debe aplicarse a las cuatro ruedas. Consulte la capacidad de carga del vehículo y el código de velocidad adecuado para los neumáticos que va a utilizar en la ficha técnica del vehículo.
 

Compruebe regularmente la presión de los neumáticos

Es preciso controlar regularmente las presiones de inflado y hacerlo con los neumáticos fríos, reajustando la presión en caso necesario.

Aténgase a las presiones indicadas por el fabricante del vehículo.

Tenga en cuenta que la presión varía según la temperatura externa: una presión de 2,0 bares medida a 20 °C disminuye hasta los 1,74 bares a -5 °C y a 1,59 bares cuando la temperatura es de -20 °C (la diferencia es de un 20%).
 

Compruebe el límite de velocidad

Respete el límite de velocidad indicado en el flanco del neumático.

Opcionalmente, pueden instalarse en el automóvil neumáticos de una categoría inferior a la reglamentaria, debiendo adaptarse la velocidad a tal circunstancia.

En tal caso, las normativas europeas estipulan que la reducción de velocidad debe indicarse con un adhesivo situado en el interior del vehículo, en el parabrisas o en el salpicadero, de manera que sea visible para el conductor.
 

Compruebe la banda de rodadura con frecuencia

El rendimiento de los neumáticos de invierno es efectivo hasta una profundidad de la banda de rodadura de 4 mm. Por debajo de este nivel ya no son adecuados para su uso en invierno, aunque sí pueden usarse como neumáticos de verano, hasta el mínimo legal de banda, establecido en 1,6 mm.
 

Almacene los neumáticos en buenas condiciones

Guarde los neumáticos de invierno cuando ya no los use, preferentemente montados en en llantas e inflados, y controle regularmente su presión. Si los guarda sin llantas, debe amontonarlos sobre sus flancos en pilas de cuatro como máximo, de tal manera que el peso no los deforme.
 

Rote los neumáticos

Haga la rotación de neumáticos en la dirección correcta cada 10.000/12.000 km.

Conducción ecológica

La tecnología "Green Performance" es una clara muestra de que es posible reducir el consumo de combustible y limitar el impacto medioambiental. Aún así, el ahorro depende mucho de sus hábitos de conducción. A continuación encontrará algunos consejos prácticos para ahorrar dinero, por cortesía de los productos “Green Performance” de Pirelli:

  • Controle con regularidad la presión de los neumáticos, especialmente antes de viajes largos. Si los neumáticos no están bien inflados, generarán más resistencia a la rodadura, y debido a ello, el consumo de combustible será superior
  • Cuanto más rápido circule, mayor será la resistencia aerodinámica. Y con ello aumentará el consumo de combustible
  • Mantenga un estilo de conducción relajado, evitando fuertes aceleraciones o frenazos bruscos
  • Utilice preferentemente marchas largas
  • Evite que el motor trabaje revolucionado en marchas cortas
  • Sea moderado en el uso del aire acondicionado y, si no es necesario, apague los accesorios eléctricos como p. ej. la luneta térmica trasera
  • Si no los usa, retire lo antes posible accesorios tales como la baca o el portabicicletas, pues tienen un efecto negativo en el rendimiento aerodinámico del automóvil
  • Evite el sobrepeso y retire objetos innecesarios del portaequipajes
  • No ponga en marcha el motor hasta que esté a punto para partir, y apague el motor cuando crea que estará parado durante más de dos minutos
  • ¿Cuánto tiempo hace que comprobó el reglaje y la caída de los neumáticos? El chequeo frecuente a cargo de un especialista en neumáticos asegurará un rendimiento equilibrado y una conducción suave, lo cual es un elemento determinante en el ahorro de combustible

FRENADO

Todo el mundo sabe que no hay que frenar en las curvas, aunque es una práctica común entre muchos conductores, que toman las curvas frenando y sueltan el pedal al alcanzar el centro de la curva.

Una conducción de ese tipo somete a los neumáticos (sobre todo a los delanteros) a un doble esfuerzo excesivo: mantener la trayectoria fijada y oponer resistencia a la fuerza del sistema de frenado.

Todo ello en un juego de fuerzas que, además, pueden comprometer la estabilidad del automóvil y, por lo tanto, su agarre en carretera.

Por todo ello es básico frenar antes, aminorar la marcha a tiempo y, sobre todo, frenar en la medida de lo posible con las ruedas rectas. De esta manera se saca el máximo partido a la adherencia que el neumático ofrece antes de girar el volante.

HABILIDADES DE CONDUCCIÓN TODOTERRENO

Una conducción todoterreno segura y satisfactoria es el resultado de una combinación de conocimientos y habilidades. Es crucial comprender bien las técnicas específicas para los diferentes tipos y estados del terreno y conocer bien las capacidades y limitaciones de su vehículo.

Aun así, el factor que puede marcar la diferencia entre salir airoso o no de una situación difícil son sin duda los neumáticos. La siguiente información está pensada para garantizar el máximo rendimiento de sus neumáticos Pirelli. Si tiene dudas, supervise a pie la ruta escogida. En presencia de barro o con otras circunstancias difíciles, vaya arrancando de forma muy gradual y evite girar las ruedas, pues todo giro indebido hará que su vehículo resbale y llene de barro la banda de rodadura de su neumático.

HABILIDADES DE CONDUCCIÓN TODOTERRENO

Una conducción todoterreno segura y satisfactoria es el resultado de una combinación de conocimientos y habilidades. Es crucial comprender bien las técnicas específicas para los diferentes tipos y estados del terreno y conocer bien las capacidades y limitaciones de su vehículo.

Aun así, el factor que puede marcar la diferencia entre salir airoso o no de una situación difícil son sin duda los neumáticos. La siguiente información está pensada para garantizar el máximo rendimiento de sus neumáticos Pirelli. Si tiene dudas, supervise a pie la ruta escogida. En presencia de barro o con otras circunstancias difíciles, vaya arrancando de forma muy gradual y evite girar las ruedas, pues todo giro indebido hará que su vehículo resbale y llene de barro la banda de rodadura de su neumático.

ESCOJA UN TERRENO


BARRO

En terreno blando y embarrado, gane velocidad a través de marchas cortas (segunda o tercera), intentando que las ruedas no patinen debido a una aceleración excesiva. Si va demasiado rápido, se arriesga a ir botando y a perder el de control, y si va demasiado lento, perderá impulso.
En presencia de mucho barro, las situaciones más difíciles se producen cuando hay roderas y hoyos en el terreno, que pueden alcanzar la altura de los ejes.

Intente evitar meterse en las roderas cuando sean demasiado profundas, así no arrastrará el diferencial por el barro, evitando reducir el impulso y que el automóvil se quede atascado. Intente siempre que el impulso sea constante, y cuando conduzca por roderas de tamaño normal, realice variaciones con el acelerador y mueva ligeramente su volante de un lado para otro, consiguiendo que los tacos de los hombros de los neumáticos se agarren a los lados de las roderas.

Nunca se salga de las roderas, deje que el volante halle libremente su camino.
Siempre que sea posible, revise los tacos de la rueda para asegurarse que no haya barro acumulado, puesto que, de lo contrario, los neumáticos no podrán retirar el barro de sus bandas de rodadura.


NIEVE

En caso de circular con poca nieve, los neumáticos atravesarán la capa de nieve y se adherirán a la superficie de debajo.
Use una relación de marchas largas, evite revolucionar demasiado el motor, pase a la reductora y acelere muy ligeramente; de esta forma los neumáticos se agarrarán bien y no se deslizarán. Si las condiciones meteorológicas son muy adversas puede que sea necesario usar cadenas.


ROCAS

Para conducir sobre rocas hay que mantenerse por las zonas más altas del terreno para evitar dañar el diferencial, la transmisión o las planchas de deslizamiento.
El par motor es más importante que la potencia a la hora de trepar por pendientes rocosas, por lo que es muy aconsejable usar la primera o segunda marcha en reductora.
Acelere con moderación para evitar que los neumáticos resbalen.


ARENA

En cuanto a la conducción sobre arena, seleccione una relación de marchas alta con tracción a las cuatro ruedas a fin de que la velocidad sea constante. No obstante, si el vehículo se queda atascado, pase a reductora.
La arena blanda entorpece la tracción y requiere un impulso constante, que a menudo se logra pisando el acelerador a fondo.


AGUA

Cuando se encuentre con agua será preciso que el sistema eléctrico esté protegido. Resulta útil aplicar grasa a base de silicona a los elementos vulnerables. Es absolutamente crucial que no entre agua en la toma de aire. La penetración de agua en el motor causa daños fatales y de costosa reparación. Antes de cruzar un curso de agua, es fundamental inspeccionarlo detenidamente.

Tenga en cuenta que:
• Los cursos de agua que fluyen con rapidez no arrastran sedimentos. En cambio, si las aguas son lentas, la cantidad de sedimentos será alta.
• Compruebe la profundidad del agua y la presencia de sedimentos con una pala o utensilio similar. Asimismo, compruebe la presencia de agujeros o rocas grandes que puedan obstaculizarle el paso.
• Fíjese bien en el estado de las orillas, teniendo en cuenta que al salir del curso del río, su vehículo tendrá poco impulso.
• Ponga la 1a o 2a marcha al entrar en el agua.

Crear una ola de cabeza significa que el agua situada delante del vehículo es más profunda pero se crea una depresión detrás de la ola, es decir, en el vano del motor.
Si avanza demasiado rápido, la ola de cabeza romperá sobre el capó, perdiéndose la depresión en el vano del motor.
Una vez superado el curso de agua, conduzca durante un pequeño tramo con el freno de pie ligeramente accionado, a fin de recuperar la eficiencia de frenado.
Compruebe que su radiador esté libre de lodo y hojas, y, por supuesto, revise el estado de los neumáticos, pues es posible que no pueda ver los obstáculos potencialmente dañinos que hubiere bajo las aguas.
 

TYRE PRESSURES

PRESIONES DE LOS NEUMÁTICOS

Normalmente es posible mantener la presión normal de los neumáticos en la mayoría de tipos de conducción todoterreno. Con todo, en el caso de situaciones difíciles se puede reducir la presión a fin de incrementar la huella del neumático y su flotabilidad.

NOTA: Nunca deje que la presión de los neumáticos caiga por debajo de 1,1 bares. Vuelva a inflar los neumáticos lo antes posible. Conduzca despacio hasta un punto de servicio sin rebasar nunca los 80 km/h.

NEUMÁTICOS MÁS DURADEROS

Para su seguridad es importante revisar los neumáticos regularmente, al menos una vez al mes. Busque cualquier signo de daños o desgaste irregular, puesto que las presiones defectuosas de inflado, una mala alineación, un equilibrado incorrecto o defectos en la suspensión pueden afectar negativamente al rendimiento general de su neumático Pirelli y poner en peligro su seguridad. Solicite siempre al agente Pirelli más próximo la realización de inspecciones y consúltele cualquier duda. Tenga en cuenta que los neumáticos son el único punto de contacto entre su automóvil y el firme, por lo que es preciso mantenerlos en buen estado.

Presión de los neumáticos

Mantener correctamente sus neumáticos constituye una necesidad primordial. El aire es totalmente gratuito, y el mantenimiento de la presión correcta de los neumáticos es el principal secreto para que sus neumáticos gocen de una vida útil más larga.

La principal causa de daños en un neumático es una presión de inflado incorrecta. Una vida útil más larga y, como consecuencia, un excelente rendimiento durante más tiempo, reportan indudables beneficios económicos, al evitar cambios de neumáticos y reducir el consumo de combustible.

Además, una presión de inflado correcta mejora la maniobrabilidad de su automóvil y reduce la distancia de frenado.

Un chequeo mensual es suficiente para mantener una presión de inflado correcta. Es una forma rápida y eficaz de mantener el buen estado de sus neumáticos y es importante para su propia seguridad.

Control de la presión de los neumáticos

La comprobación de la presión de inflado debe efectuarse siempre con los neumáticos fríos. Estos son los pasos que debe seguir:

  • Retire el tapón de la válvula del neumático
  • Presione el manómetro firmemente contra la válvula y compruebe la presión
  • Añada aire hasta alcanzar la presión recomendada
  • Si ha inflado demasiado el neumático, deje salir aire presionando el vástago de metal con su uña o con la punta de un bolígrafo. Luego repita el paso 2.
  • Vuelva a poner el tapón en la válvula.
  • Repita la operación en cada neumático, incluido el de recambio, teniendo en cuenta que la presión de los neumáticos de recambio debe ser ligeramente superior al valor máximo aplicado a los otros neumáticos ya colocados para circular. Los neumáticos de recambio deben tener una presión de entre 0,2 y 0,3 bares superiores.
  • Asegúrese de que no haya clavos ni otros objetos que puedan perforar el neumático.
  • Verifique también que no haya cortes, convexidades, ni ninguna otra imperfección ni irregularidad en los flancos de la banda de rodadura.

 

 

 

 

Los diez mandamientos del mantenimiento preventivo

El rendimiento y la seguridad vial son dos aspectos clave para Pirelli, y por ello queremos compartir con usted algunas acciones que le ayudarán a conducir con total tranquilidad y seguridad.

  • Revise la presión de los neumáticos ya colocados y del de recambio, siempre en frío.Nunca purgue o reduzca la presión del aire cuando los neumáticos estén calientes, pues es normal que la presión se incremente respecto a la que se mide con las cubiertas en frío.
  • Los neumáticos deben sustituirse cuando el desgaste llegue hasta los indicadores de la banda de rodadura, aunque sólo sea en una parte del mismo. Dichos indicadores, señalan el mínimo legal de profundidad de banda permitido para circular, 1,6 mm.
  • Compruebe periódicamente el estado de su automóvil, especialmente tras sufrir algún impacto u observar un desgaste irregular.
  • Equilibre los neumáticos periódicamente y/o cuando detecte vibraciones. Después repita el paso 2.
  • Cuando se produzcan impactos o pinchazos haga revisar también la parte interior del neumático.
  • Nunca estacione encima de manchas de aceite, disolventes, etc., ya que pueden dañar los neumáticos.
  • Respete las velocidades indicadas y el índice de carga.
  • Los neumáticos radiales (aunque sean nuevos) deben instalarse en el eje trasero, y los de invierno o con clavos deben instalarse en juegos completos.
  • El estilo de conducción y la velocidad afectan directamente a la vida útil de los neumáticos.
  • Periódicamente solicite a un concesionario competente o a personal de Pirelli la revisión de los neumáticos.

 

Pautas de rotación de neumáticos

Rotar los neumáticos es una forma sencilla y efectiva de prolongar la vida útil de los neumáticos, al hacer que el desgaste sea más uniforme.

 

 

TECNOLOGÍA RUN FLAT

NEUMÁTICO ESTÁNDAR - Neumático inflado / Neumático desinflado
NEUMÁTICO RUN FLAT PIRELLI - Neumático inflado / Neumático desinflado

RENDIMIENTO, SEGURIDAD, TRANQUILIDAD

 

Los neumáticos run flat son sinónimo de seguridad, gracias a que permiten mayor control de su automóvil en caso de emergencia y le permiten seguir conduciendo incluso en caso de pérdida rápida de presión en los neumáticos.

Los neumáticos run flat le aseguran movilidad en caso de pinchazo. Así, si su neumático sufre un pinchazo, incluso en medio de un aguacero fuerte, los neumáticos run flat autoportantes evitan tener que instalar la rueda de recambio, permitiéndole continuar la marcha por un tiempo limitado.

A fin de conseguir la máxima seguridad en situaciones de emergencia con el neumático run flat, es preciso respetar ciertos parámetros de velocidad y distancia máximas, en concreto 80 km/h durante 80 km. A causa de estas restricciones, es de gran importancia que los conductores sepan si se ha producido una pérdida de presión, y para tal fin, su vehículo debe ir equipado con un TPMS (Tyre Pressure Monitoring System, “sistema de monitorización de la presión de los neumáticos") que detecte cualquier indicio de cambio en la presión.

REQUISITOS OPERATIVOS


Los neumáticos run flat han sido desarrollados de acuerdo con las especificaciones de los vehículos en los que se han instalado. Por consiguiente, los neumáticos run flat solo pueden instalarse en vehículos específicamente fabricados para poder equiparlos.

Los neumáticos run flat deben instalarse junto con un TPMS funcional. La colocación de neumáticos y la instalación del TPMS deben dejarse en manos de un agente competente y especializado.

Pirelli certifica que, tras una pérdida de presión, los neumáticos run flat pueden seguir rodando durante 80 km a 80 km/h como máximo. Consulte la ficha técnica del vehículo para obtener información específica sobre seguridad y sobre el uso de su automóvil.

Cuando se muestre una advertencia de presión baja del neumático, debe solicitar a un agente especializado la revisión inmediata del estado de los demás neumáticos y del TPMS.

Tras una pérdida de presión, hay que cambiar el neumático en vez de repararlo, puesto que no siempre es posible calcular el tiempo y las condiciones en las que el neumático ha rodado con una presión de inflado insuficiente.

Los neumáticos run flat dañados o que hayan sufrido una pérdida de presión deberían ser reemplazados inmediatamente por otro neumático run flat de la misma medida y descripción de servicio (índice de carga y código de velocidad). Pirelli recomienda no instalar nunca un neumático de tipo, índice de carga o código de velocidad diferentes.

Tras una pérdida de presión, es preciso inspeccionar las llantas a fin de cerciorarse de que no hayan sufrido daños. Las llantas dañadas o deformadas deben ser reemplazadas antes de instalar otro neumático run flat. Pirelli recomienda el uso de las llantas de resalte aumentado (EH2), que reducen el riesgo de destalonamiento en caso de pérdida de presión.

Es posible instalar un neumático run flat autoportante en una llanta H2 estándar? En caso afirmativo, ¿seguirá operando como neumático run flat? ¿Cuáles son las consecuencias?

Sí, es posible, aunque Pirelli recomienda encarecidamente que se usen las llantas EH2 porque garantizan una retención del talón del neumático más eficiente, hasta con una presión de inflado igual a cero. En caso de usar un neumático run flat a presión cero con llantas H2 (siempre que el neumático run flat autoportante se use junto con un TPMS o sistema de supervisión de la presión de los neumáticos), el neumático conservará sus prestaciones. El TPMS es absolutamente necesario para alertar al conductor de que el neumático ha sufrido una pérdida de presión.

¿Pueden instalarse neumáticos estándar en llantas EH2?En caso afirmativo, ¿se comportarían como neumáticos run flat?

Los neumáticos estándar pueden instalarse en llantas EH2, pero no gozarán de las características de los neumáticos run flat.

Si uno de mis neumáticos run flat sufre un pinchazo, ¿puedo reemplazarlo con un neumático estándar?

Pirelli no recomienda combinar neumáticos run flat con neumáticos estándar en un mismo vehículo, incluso aunque se instalen neumáticos del mismo tipo en el mismo eje. Las cubiertas run flat están diseñadas para que, en caso de pinchazo, el vehículo pueda llegar hasta un agente especializado que inspeccione el neumático y lo sustituya, si es preciso, por otro neumático run flat. En casos excepcionales y emergencias, se puede instalar un neumático normal de medida, índice de carga y código de velocidad idénticos, aunque para un período y una distancia muy limitados. Hay que tener en cuenta que los neumáticos estándar no tienen las características run flat del resto de los neumáticos presentes en su vehículo, por lo que deberán ser substituidos lo antes posible.

¿Puedo combinar los neumáticos run flat autoportantes con neumáticos run flat de otra marca?

Pirelli recomienda encarecidamente no instalar neumáticos de marcas diferentes en el mismo eje y controlar el sistema de supervisión de la presión a fin de asegurarse que los ajustes de presión sean compatibles.

¿Puedo instalar neumáticos run flat autoportantes en mi automóvil?

Los neumáticos run flat han sido desarrollados de acuerdo con especificaciones de los vehículos en los que se han instalado. Por lo tanto, los neumáticos run flat solo pueden instalarse en vehículos que sean expresamente compatibles con ellos. Consulte al fabricante de su vehículo en caso de duda.

¿Pueden repararse los neumáticos Pirelli run flat autoportantes?

Por razones de seguridad, no. Pirelli no recomienda reparar los neumáticos run flat autoportantes. Siempre hay que cambiar el neumático tras una pérdida de presión en vez de repararlo, puesto que no siempre es posible calcular el tiempo y las condiciones en las que el neumático ha rodado con una presión de inflado insuficiente.

¿Puedo usar nitrógeno en vez de aire para inflar mis neumáticos run flat autoportantes?

Sí.

En caso de pinchazo, ¿es posible rebasar los 80 km preceptivos para los neumáticos run flat a base de reinflarlos?

No, en absoluto. Tras un pinchazo solo puede recorrer 80 km a 80 km/h como máximo, tras lo cual debe cambiar el neumático.

¿De qué forma se ve afectado el rendimiento del neumático run flat autoportante cuando se usa tras haber sufrido un pinchazo?

Puesto que el vehículo circularía a 80 km/h, la maniobrabilidad se vería afectada solo ligeramente debido a la menor fuerza en las curvas. La capacidad de frenado y de resistencia al aquaplaning no se verían prácticamente afectadas. Es recomendable que evite las maniobras bruscas si el neumático está bastante desinflado, y especialmente si los neumáticos están instalados en llantas H2 estándar.

Al circular con neumáticos run flat autoportantes desinflados, ¿puedo recorrer más de 80 km si circulo a menos de 80 km/h?

No, puesto que el máximo garantizado por Pirelli es de 80 km a presión cero, sin rebasar los 80 km/h. Para los vehículos equipados con neumáticos Pirelli run flat autoportantes como equipamiento original, rigen las recomendaciones del fabricante del neumático indicadas en el manual del usuario.

¿Cómo funciona el sistema de supervisión de la presión del neumático?

Existen diversos sistemas de supervisión de la presión del neumático (TPMS) disponibles, por lo que le recomendamos que consulte al fabricante de su vehículo si requiere alguna explicación específica. Básicamente, existen dos tipos de sistemas, directos e indirectos. Los segundos se basan en que la rueda con una presión menor gira a una velocidad menor, enviando un aviso al conductor cuando detectan esta diferencia. Por su parte, los sistemas directos controlan directamente la presión del neumático comparándola con los valores preestablecidos, y emiten una advertencia cuando la presión real cae por debajo de dichos valores.

¿Cómo sé si un neumático es run flat autoportante?

Porque viene indicado en el flanco del neumático. En los neumáticos homologados específicamente para vehículos BMW aparecen, además, las letras RSC (Run Flat System Component).

¿Por qué el manual del vehículo sostiene que mis neumáticos run flat pueden recorrer 160 km cuando todos los manuales de Pirelli indican 80 km?
¿Cuál de las dos cifras es correcta?

Pirelli garantiza una distancia máxima de 80 km para sus neumáticos run flat autoportantes. Los fabricantes de automóviles realizan sus pruebas sobre modelos de automóviles específicos, teniendo en cuenta el peso y características del modelo y pueden decidir, junto con el fabricante de neumáticos, sugerir un incremento de la distancia para ese vehículo en concreto. Para los vehículos equipados con neumáticos Pirelli run flat autoportantes como equipamiento original, rigen las recomendaciones del fabricante del neumático indicadas en el manual del usuario.

LA TECNOLOGÍA "SEAL INSIDE"

 

SEAL INSIDE

 

Pirelli lanza al mercado su nueva tecnología "Seal Inside" (sellado interior), un nuevo concepto de movilidad ampliada que le permite conducir su automóvil con seguridad en caso de pinchazo.

 

¿Qué es “Seal Inside”?

"Seal Inside" es una nueva tecnología de fabricación de neumáticos que le permite seguir conduciendo sin pérdida de presión de aire, incluso tras haber sufrido un pinchazo por un elemento externo, cubriendo casi el 85% de las posibles causas accidentales de pérdida de presión.*

El logotipo "Seal Inside", grabado en el flanco del neumático, identificará los productos Pirelli que hagan uso de esta tecnología.

* La tecnología “Seal Inside" es efectiva en la mayoría de los pinchazos, con excepción de los que comprometan la integridad del neumático.

¿Cómo funciona?

En el interior del neumático, una capa de material sellante bloquea todo posible escape de aire en caso de que un elemento atraviese la carcasa, independientemente de la presencia de objeto externo.

El sello interno actúa inmediatamente con el agujero, y gracias a su acción rápida y efectiva, el pinchazo pasa desapercibido al conductor.

El clavo penetra en el neumático y la goma de sellado se adhiere al clavo, sellando el pinchazo si el clavo permanece en el neumático.

Al extraer el clavo, este arrastra la goma de sellado hacia el interior del orificio, sellándolo.

Recomendación operativa

En caso de pinchazo, el material sellante permite que el conductor siga circulando hasta que pueda sustituir el neumático, sin tener que detenerse inmediatamente a hacerlo.

El sellante no garantiza la reparación permanente del neumático en caso de pinchazo. Por ello, Pirelli recomienda a los conductores que examinen sus neumáticos regularmente para controlar los pinchazos sellados o detectar la presencia de clavos o tornillos en el dibujo de la banda de rodadura. En tal caso, es preciso acudir a un mecánico especializado que pueda identificar el área afectada y retirar el objeto causante del pinchazo.

El distribuidor de neumáticos debe posteriormente evaluar el alcance del daño y decidir si el neumático puede ser reparado o no. Los neumáticos "Seal Inside" pueden reducir notablemente el riesgo de desinflado pero, al contrario de los neumáticos run flat, no están diseñados para circular a una presión de inflado baja o nula.

En cuanto a su instalación, retirada y equilibrado, no se aprecian diferencias entre los neumáticos "Seal Inside" y los neumáticos estándar. Los neumáticos Pirelli “Seal Inside” no necesitan una llanta específica, por lo que pueden instalarse en las mismas llantas destinadas a los neumáticos normales. Los neumáticos "Seal Inside" deben ser almacenados en las mismas condiciones que las recomendadas para los neumáticos estándar.

Instrucciones de reparación

Hay que considerar como premisa que el examen de un neumático dañado y la ejecución de una buena reparación deben dejarse exclusivamente en manos de un distribuidor de neumáticos especializado. Pirelli no asume ninguna responsabilidad sobre operaciones llevadas a cabo por terceros.

Para llevar a cabo la reparación de un neumático de tecnología "Seal Inside" es necesario retirar un trozo de la capa de sellante del área del pinchazo, situada en el interior del neumático, hasta alcanzar la capa impermeable de butilo. Dicha área debe ser equivalente a la del parche de reparación que se va a colocar. Tras retirar la capa de sellante, el proceso de reparación es el mismo que para un neumático estándar sin cámara.

Evidentemente, esta operación de retirada del sellante del área del pinchazo implica que esa zona pierde sus características “Seal Inside”.

Prestaciones

En una misma línea de producto no hay diferencias en cuanto a prestaciones de conducción (resistencia a la rodadura, confort, ruido, rendimiento en seco o mojado) entre un neumático "Seal Inside" y uno estándar.

La tecnología "Seal Inside" no necesita llantas específicas, así como el TPMS (sistema de monitorización de la presión de los neumáticos). Puede usarse con seguridad en cualquier tipo de vehículo, independientemente de la medida del neumático.

DESCUBRA LOS MARCAJES EN LOS NEUMÁTICOS

Además de la medida del neumático y la descripción de servicio, en los flancos aparecen varios marcajes, algunos de los cuales se comentan a continuación.

Marca y nombre del producto

Tipo de construcción

Este ejemplo muestra un neumático radial típico sin cámara.

 

 

Información en el flanco

Es importante que todo neumático asimétrico se coloque en la llanta en posición correcta. De hecho, los dibujos de banda de rodadura asimétricos están diseñados para ofrecer el mejor rendimiento, teniendo en cuenta los diferentes comportamientos de las áreas interna y externa del dibujo de banda de rodadura.

Códigos de seguridad estándar DOT

"DOT" (Department Of Transportation, “Departamento de transporte”) es un marcaje de carácter legal del neumático, obligatorio en muchos países para la venta de neumáticos. El marcaje DOT indica que los neumáticos cumplen con los estándares de seguridad del Departamento de Transporte de EE.UU.

1) Indica que los neumáticos cumplen con los estándares de seguridad del Departamento de Transporte de EE.UU.

2) Fabricante y código de fábrica (asignado por el DOT)

3) Código de medida del neumático

4) Grupo de símbolos opcionales para el fabricante (a fin de identificar la marca u otras características significativas del neumático)

5) Fecha de fabricación

 

 

Homologación ECE

Cuando un neumático lleva el símbolo "ECE", indica que el ECE certifica el cumplimiento por parte del neumático de sus estándares en cuanto a dimensiones físicas, requisitos de marca y normativas de resistencia a alta velocidad. El marcaje está constituido por la letra E y un número que representa el país que expide el certificado de homologación, seguido de una combinación numérica única para cada producto.

 

 

Homologación Europea del Ruido

Cuando un neumático lleva el número "European Noise Approved", dicho neumático cumple con la Directiva 2001/43/EC, que indica que respeta los nuevos niveles de emisión de ruidos establecidos por los países europeos.

U.T.Q.G. (Uniform Tyre Quality Grading, ”clasificación unificada de la calidad del neumático”)

El UTQG es un estándar definido por el DOT (departamento de transporte) de Estados Unidos, destinado a clasificar el rendimiento de los neumáticos en cuanto a desgaste de la banda de rodadura, tracción y resistencia térmica. Únicamente se aplica a los neumáticos con un diámetro de llanta de 13” y superior, pero no a los neumáticos de invierno.

DESGASTE DE BANDA DE RODADURA:
Las categorías de desgaste son un índice comparativo basado en el índice de desgaste del neumático, sometido a pruebas específicas en entorno controlado y realizadas por la autoridad competente. Por ejemplo, un neumático con un índice de 150 se desgastaría media vez más que un neumático con un índice de 100 también en dichas pruebas. Sin embargo, el rendimiento relativo de los neumáticos depende de las condiciones reales de su uso, y puede discrepar sensiblemente de la norma debido a variaciones en los hábitos de conducción, prácticas de mantenimiento y diferencias en características de las carreteras y clima.

TRACCIÓN: Las categorías de tracción, desde la más alta a la más baja, son AA, A, B y C. Estas categorías representan la capacidad de un neumático para frenar completamente en carreteras mojadas, según medición realizada bajo condiciones controladas en superficies de asfalto y cemento, especificadas por las autoridades pertinentes. Un neumático clasificado C puede tener un mal rendimiento de tracción. Precaución: la categoría de tracción asignada al neumático se basa en pruebas de frenado en línea recta, y no incluye características de aceleración, toma de curvas, aquaplaning o máxima tracción.

TEMPERATURA: Las categorías de temperatura son A (la más alta), B, y C, y representan la resistencia del neumático a la generación de calor y su capacidad para disiparlo en pruebas realizadas en laboratorio y bajo condiciones de interior controladas. Una alta temperatura continuada puede provocar que el material del neumático degenere y pierda longevidad. Una temperatura excesiva puede también derivar en un fallo súbito del neumático. La categoría C corresponde al nivel de rendimiento que todos los neumáticos de turismos de pasajeros deben cumplir bajo la norma federal sobre seguridad vial (Federal Motor Safety Standard) núm. 109. Las categorías B y A representan niveles de rendimiento en las pruebas de laboratorio superiores al mínimo requerido por la ley. Precaución: la categoría de temperatura del neumático en cuestión se evalúa con el neumático inflado correctamente y sin que soporte un peso excesivo. El exceso de velocidad o carga y una presión de inflado inferior a la normal pueden provocar un aumento de temperatura y un posible fallo del neumático.

 

 

T.W.I. (Tread Wear Indicator, “indicador de desgaste de la banda de rodadura”)

El TWI es una importante característica de seguridad que permite comprobar el grosor de banda de rodadura que le queda al neumático. La base de los canales de la banda de rodadura presenta unas barras de goma estrechas moldeadas a una altura de 1,6 mm. Cuando la banda de rodadura se desgasta hasta el nivel de dichas barras de goma, el neumático deberá sustituirse.

 

T.W.I. (Tread Wear Indicator)

 

Marcajes M+S (mud and snow, “barro y nieve”) y del copo de nieve

Los neumáticos de invierno, también llamados neumáticos de nieve, de frío o térmicos, se identifican por el marcaje M+S en su flanco, junto con el dibujo de una montaña con un copo de nieve. Legalmente, el marcaje (M+S) basta para identificar al neumático de invierno, pero el sector del neumático ha adoptado el marcaje del copo de nieve para diferenciar un auténtico neumático de invierno (M+S y copo de nieve) de los neumáticos para todo el año (solo M+S).

T.W.I. (Tread Wear Indicator)

MARCAJES DE NEUMÁTICOS EUROPEOS

NORMATIVA EUROPEA SOBRE MARCAJES DE NEUMÁTICOS 1222/2009 - INFORMACIÓN GENERAL

Marcajes de neumáticos europeos

La etiqueta del neumático es una marca para los neumáticos de vehículos de motor. Desde noviembre de 2012, los fabricantes de neumáticos para automóviles y camiones ligeros y pesados deben especificar la categoría de producto en cuanto a consumo de combustible, agarre en mojado y ruido mediante un adhesivo o una etiqueta.

Esta información debe también figurar en todos los textos técnicos publicitarios. La etiqueta deberá indicar una categoría entre la más satisfactoria (categoría verde "A") a la de peor rendimiento (categoría roja "G" para turismos y "F" para camiones).

Esta iniciativa es fruto de una propuesta de la Comisión de la Unión Europea de 2008, y forma parte del plan de acción para la eficiencia energética, diseñado a fin de mejorar el rendimiento energético de los productos, edificaciones y servicios, con el objetivo de reducir en un 20% el consumo energético hasta 2020.

(Fuente: Comisión Europea)

PARA OBTENER INFORMACIÓN ADICIONAL, CONSULTE:



Comisión Europea para la Energía >

WIKIPEDIA >

EL COMPROMISO DE PIRELLI

La compañía Pirelli, y todo el sector del neumático en general, aplaude la adopción de la etiqueta para el neumático como una buena herramienta para proporcionar a los usuarios finales información esencial para la elección de neumáticos nuevos. Aun así, la etiqueta no puede sustituir el amplio abanico de informaciones que las pruebas realizadas por las revistas especializadas ofrecen, evaluaciones veraces, independientes y fidedignas sobre el rendimiento de los neumáticos. Pirelli recuerda a todos los usuarios finales que el valor global del neumático no puede determinarse únicamente por la resistencia a la rodadura, la frenada en seco o los valores de ruido externo; existen varios elementos adicionales (maniobrabilidad tanto en seco como en mojado, aquaplaning, comportamiento en alta velocidad, la frenada en seco, desgaste, rendimiento en la nieve en el caso de los neumáticos de invierno, etc.) que deben ser considerados a fin de escoger el producto que mejor satisfaga sus necesidades.

CÓMO LEER UNA ETIQUETA

La normativa de la UE 1222/2009 sobre etiquetaje de neumáticos ofrecerá informaciones normalizadas sobre tres atributos relacionados con las prestaciones de los neumáticos

Fuel Efficiency

La resistencia a la rodadura es una fuerza que actúa en oposición a la dirección de marcha cuando el neumático gira.
Considerando que los neumáticos son responsables de hasta el 20% del consumo total de combustible en los turismos y de hasta el 35% en los camiones, es importante conseguir unos índices bajos de resistencia a la rodadura. A causa de la carga del vehículo, el neumático se deforma en la superficie de contacto con el firme, disipando energía en forma de calor. Cuanto mayor es la deformación, mayor es la resistencia a la rodadura y, en consecuencia, mayor es el consumo energético y el volumen de emisiones de CO2.

En la normativa de la Unión Europea sobre el etiquetado de los neumáticos, la resistencia a la rodadura se expresa en categorías, que van de la A, como mejor categoría, a la F (para vehículos industriales) o la G (para turismos), como peor categoría. La diferencia entre cada nivel señala una reducción o incremento de consumo de combustible de entre 2,5%-4.5% para coches, y 5%-8% para camiones. En el caso de los turismos, podría expresarse de forma aproximada como 0,1 l /100 km.

Safety

El agarre en mojado es una de las características más importantes en cuanto a seguridad del neumático. Cuanto mayor es el agarre en mojado, menor es la distancia de frenado.
Hay otros parámetros importantes que influyen en la seguridad, pero el factor de comparación entre los diferentes neumáticos que se eligió fue el agarre en mojado.
En el caso de los turismos, la diferencia entre cada categoría representa un incremento o disminución en distancia de frenado de entre 3 y 4 metros aproximadamente, al frenar a 80 km/h.


El ruido del tráfico es un importante aspecto medioambiental determinado por varios factores, como:


Intensidad del tráfico
Tipo de vehículo
Estilo de conducción
Interacción neumático-carretera

El valor indicado en la etiqueta no es el valor interno que el conductor percibirá al volante, sino el externo, que es el que contribuye a la contaminación acústica.

Se expresa en decibelios (dB), y se subdivide en tres categorías:

1 onda de color negro: 3 dB por debajo del futuro límite europeo. 2 ondas de color negro: ya cumple con el futuro límite europeo. 3 ondas de color negro: ya cumple con el actual límite europeo.
Cuantas más ondas negras se muestren en la etiqueta, más ruidoso será el neumático.

 

Esta normativa exige que todos los productos fabricados a partir de julio de 2012 y a la venta en la Unión Europea a partir de noviembre de 2012 luzcan un adhesivo o etiqueta visible para los usuarios finales antes de la compra (*).

La etiqueta pretende dar a los usuarios finales cierta información esencial para ayudarles en la elección de sus neumáticos nuevos.

(*) Esta información es obligatoria para neumáticos de turismo, camiones ligeros y vehículos pesados.

PREGUNTAS FRECUENTES

¿Todos los neumáticos se ven afectados por la normativa?

Las normas sólo se aplican a los neumáticos para turismos (C1), neumáticos para camiones ligeros (C2) y neumáticos para vehículos pesados (C3).

Quedan excluidas las siguientes categorías:

•Neumáticos recauchutados
•Neumáticos profesionales todoterreno
•Neumáticos de competición
•Neumáticos con clavos (neumáticos que pueden utilizar clavos en el caso que se vendan sin los clavos)
•Neumáticos temporales (cuando se usan neumáticos de recambio)
•Neumáticos diseñados para ser instalados en vehículos matriculados por primera vez antes del 1 de octubre de 1990
•Neumáticos para velocidades inferiores a 80 km/h
•Neumáticos cuyo diámetro nominal de llanta no exceda de 254 mm o bien sea de 635 mm o más

¿Qué es la resistencia a la rodadura?

La resistencia a la rodadura es una fuerza que actúa en oposición a la dirección de marcha cuando el neumático gira. A causa de la carga del vehículo, el neumático se deforma en la superficie de contacto con la carretera. Dicha deformación provoca pérdidas internas, igual que cuando una pelota de goma cae y al rebotar no alcanza el punto desde el cual fue lanzada. La resistencia a la rodadura (RR) puede ser expresada como una fuerza (en Newtons) o como coeficiente (RRC).

El coeficiente de resistencia a la rodadura se define como la fuerza RR (N) dividido por la carga del neumático. La ventaja del coeficiente es que facilita la comparación de los neumáticos diseñados para su instalación en diferentes vehículos.

¿Cómo incide la resistencia a la rodadura en el consumo de combustible? ¿Qué otros factores contribuyen a dicho consumo?

El motor del vehículo debe ejercer una fuerza para compensar la resistencia a la rodadura, lo que supone un consumo de combustible adicional.

Por regla general, una reducción de la resistencia a la rodadura de un 6% disminuye el consumo de combustible en un 1% en los turismos.

Muchos otros factores contribuyen al consumo de combustible:
La aerodinámica, el peso del vehículo, el tipo de motor, los sistemas auxiliares como el aire acondicionado, la pendiente de la carretera, el estilo personal de conducción, el nivel de presión de los neumáticos, las aceleraciones, las condiciones generales del tráfico, etc.

¿Cual es la relación entre el agarre en mojado y la resistencia a la rodadura

Hay muchas y diversas características del neumático que afectan a la resistencia a la rodadura. La resistencia a la rodadura puede ajustarse a base de modificar alguno de esos parámetros, pero otros pueden, a su vez, incidir negativamente en el agarre en mojado.

El ingeniero de desarrollo de neumáticos debe usar las herramientas correctas, y en la cantidad justa, para lograr un equilibrio óptimo entre resistencia a la rodadura y agarre en mojado.

Si los límites de la resistencia a la rodadura se rebajan demasiado, el rendimiento del agarre en mojado podría verse afectado negativamente.

¿Cómo se relacionan la medición del agarre en mojado y la seguridad en carretera, especialmente en lo que respecta a los diversos estados de la carretera (seca, mojada, nevada, helada, etc.)?

El agarre en mojado está relacionado con las prestaciones de seguridad de los neumáticos:
refleja la capacidad de frenado del neumático sobre mojado.
Hay otros parámetros relevantes en cuanto a la seguridad (p. ej., capacidad de agarre en carretera, control direccional, capacidad de desaceleración en superficies mojadas y secas a mayor velocidad, y comportamiento en caso de aquaplaning) pero el agarre en mojado fue escogido en Europa como la situación que mejor representa una adherencia reducida.

¿Cual es la diferencia entre límite y categoría?

Un límite es el nivel mínimo de rendimiento aceptable para que un neumático sea autorizado para el mercado europeo.
Una categoría dará el nivel de rendimiento bajo las condiciones definidas para la evaluación del neumático, en cuanto a resistencia a la rodadura, frenada sobre mojado y rumorosidad externa.

¿Cómo se asegura el cumplimiento de la normativa de etiquetado de los neumáticos?

Toda valoración en cuanto a la conformidad con las categorías establecidas es responsabilidad de las autoridades supervisoras del mercado nacional. Los procedimientos de verificación se detallan en el Anexo IV de la normativa.

¿Por qué los neumáticos "POR" no llevan etiqueta?

Los neumáticos "POR" están especialmente diseñados para alcanzar niveles excepcionales de adherencia en malas condiciones y sobre todo tipo de terrenos, por lo que no satisfacen los límites normativos, ni entran en ninguna de las categorías establecidas.

¿Está previsto incluir los neumáticos recauchutados?

Existen planes para introducir requisitos de etiquetaje para los neumáticos recauchutados. Sin embargo, se tomará una decisión tras la realización de una evaluación del impacto por parte de la Comisión, que se ha comprometido a presentar el resultado de tal evaluación en marzo de 2016 como muy tarde.

¿Está previsto lanzar una calculadora de ahorro de combustible en la Unión Europea que muestre el impacto de los neumáticos con diverso etiquetaje en el consumo de combustible y el correspondiente desembolso?

La Comisión Europea iniciará trabajos para desarrollar una calculadora de ahorro de combustible armonizado que podría finalmente publicarse en el sitio web de cada fabricante, para calcular el ahorro de combustible y comparar productos.