Luego de un exhaustivo análisis de las llantas usadas en Silverstone, Pirelli ha concluido que las causas de las fallas fueron principalmente debidas a la combinación de los siguientes factores.

1. Las llantas traseras fueron montadas al revés: en otras palabras, la llanta de la derecha fue puesta donde debería estar la izquierda y viceversa, en los carros que sufrieron fallas. Las llantas proporcionadas este año tienen una estructura asimétrica, lo que significa que no están diseñadas para ser intercambiables. Los lados están diseñados de tal forma para lidiar con cargas específicas en los lados internos y externos de la llanta. Así que cambiar las llantas tiene un efecto en cómo trabajan en ciertas condiciones. En particular, la parte externa está diseñada para soportar las altas cargas que se generan mientras se gira en un circuito tan exigente como Silverstone, con sus rápidas curvas a la izquierda y algunos bordes que son particularmente agresivos.

2. el uso de la presión de las llantas que fue excesivamente bajo o en cualquier caso más bajo que el indicado por Pirelli. El hecho que la llanta no esté tan inflada significa que la llanta está sujeta a condiciones de trabajo más estresantes.

3. El uso de ángulos de comba extremos.

4. Los bordes que fueron particularmente agresivos en las curvas rápidas, como aquél en la curva cuatro en Silverstone, que fue la escena de la mayoría de las fallas. Consecuentemente fueron las llantas izquierdas traseras que se vieron afectadas.

Los únicos problemas que han salido a la luz antes de Silverstone tuvieron que ver con la delaminación, que fue un fenómeno completamente diferente. Para detener esas delaminaciones Pirelli encontró una solución sugiriéndoles a los equipos que usen las llantas que fueron probadas en Canadá a partir de Silverstone. Cuando esta propuesta no fue aceptada, Pirelli encontró otra solución a través pruebas de laboratorio, con un diferente proceso de unión para ligar la banda de rodadura a la carcasa. Así que el problema de delaminación no tiene nada que ver con lo que se vio en Gran Bretaña.

De acuerdo a las conclusiones de este análisis, Pirelli quiere resaltar lo siguiente:

1. Montar las llantas de forma equivocada es una práctica que fue, sin embargo, subestimada por todo el mundo: por encima de todo, Pirelli no prohíbe esta práctica.

2. De la misma forma, el bajo nivel de aire de las llantas y las extremas condiciones de las combas, sobre lo que Pirelli no tiene control, son elecciones que pueden ser peligrosas bajo ciertas circunstancias. Debido a esto, Pirelli ha pedido a la FIA que estos parámetros sean un tema de exámenes precisos y futuros. Pirelli también ha pedido que el cumplimiento de estas reglas sea vigilado por un delegado.

3. Pirelli también quiere señalar que el rango de llantas 2013 no compromete la seguridad de los pilotos de ninguna forma si se usan de la forma correcta, y que se cumplen con lo estándares de seguridad exigidos por la FIA.

La conclusión lógica es que es esencial para las llantas con el desempeño y la sofisticación técnica del rango 2013 ser reguladas y controladas cuidadosamente por Pirelli. Con el fin de asegurar el óptimo funcionamiento de las llantas, la firma italiana podría necesitar información en tiempo real por parte de los equipos guardando parámetros fundamentales como presión, temperatura y ángulos de combas. Mientras esperamos por las nuevas regulaciones que podrían permitirle a Pirelli es acceso a esta información, vital para el desarrollo y manejo de estas llantas, las siguientes medidas se han propuesto para los siguientes Grand Prix, de acuerdo con la FIA, FOM, los equipos y los pilotos:

1. El uso de la evolución de las actuales llantas que fueron probadas en Canadá (que probaron ser completamente confiables) para el Grand Prix de Alemania este fin de semana. Esto representa la mejor combinación por las características técnicas del circuito de Nurburgring. Particularmente, las llantas traseras que serán usadas en el Grand Prix de Alemania, que se llevará a cabo el próximo 7 de julio, tienen una construcción Kevlar que reemplaza la actual estructura de acero u la re-introducción del cinturón 2012, para asegurar máxima estabilidad y rodamiento. Dado que estas llantas también son asimétricas, estará estrictamente prohibido intercambiarlas. Las llantas delanteras en contraste, permanecerán inalteradas.

2. A partir del Grand Prix de Hungría, la introducción de un nuevo rango de llantas. Las nuevas llantas tendrán una estructura asimétrica, diseñada para garantizar máxima seguridad incluso sin acceso a la información de la llanta – que sin embargo es esencial para la óptima función de las llantas 2013 más sofisticadas. Las llantas que se usarán a partir del Grand Prix de Hungría combinarán las características de las llantas 2012 con el desempeño de los compuestos 2013. Esencialmente, las nuevas llantas tendrán una estructura, construcción y cinturón idéntico al de 2012, que segura máximo desempeño y seguridad. Los compuestos serán los mismos a aquellos usados a lo largo de 2013, que garantizan vueltas más rápidas y un rango de trabajo más amplio. Esta nueva especificación, de acuerdo con la FIA, será probada en la pista junto con los equipos y sus carros 2013 en Silverstone del 17 al 19 de julio en una sesión con los pilotos durante las pruebas young driver. Estas pruebas contribuirán al desarrollo definitivo del nuevo rango de llantas, dándoles a los equipos la oportunidad de llevar a cabo la apropiada puesta a punto de sus carros.

Paul Hembery, director de Pirelli Motorsport dijo: “Lo que sucedió en Silverstone fue completamente inesperado y fue la primera vez que algo como esto ha ocurrido en más de un siglo de Pirelli en Motorsport. Estos incidentes, que nos han molestado mucho, han presionado la urgencia de los cambios que ya sugerimos – que serán introducidos durante la práctica libre en Alemania el viernes. Nos gustaría agradecer la disposición de la FIA, los equipos de la FOM, y los pilotos de actuar rápidamente para encontrar una solución inmediata al problema. Particularmente, la adopción de pruebas de invierno, arregladas con la FIA, que son más adecuadas para el desarrollo de las llantas y la posibilidad de llevar a cabo pruebas en temporada contribuirán a la realización de llantas con estándares mejorados de seguridad y desempeño. Me gustaría volver a hacer énfasis en el hecho que el rango 2013 de llantas, usadas de forma correcta, es completamente segura. Lo que pasó en Silverstone nos ha llevado a pedir acceso total a información en tiempo real de la llanta para asegurar el correcto uso y desarrollo de las llantas que tienen la sofisticación que nos pidieron  proporcionar y un desempeño extremadamente alto que tiene tiempos de vuelta más rápidos en más de dos segundos en promedio. Mientras esperamos por un cambio en la reglas, introduciremos llantas que sean más fáciles de manejar.